Cómo hacer una bruma de almohada casera

Bruma de almohada caseraDesde hace un tiempo se han venido poniendo de moda las llamadas "brumas de almohada" que no son más que aguas perfumadas muy suaves que se usan para pulverizar la almohada o el ambiente en la habitación para ayudarnos a conciliar el sueño.
Nosotros como sabéis por la entrada anterior sobre IHerb tenemos las de esta página web el problema es que son envases muy pequeños y duran poco además de que la intensidad de olor es más bien baja. Otras brumas son más intensas pero alcanzan precios bastante elevados ya que son de marcas caras como pueden ser L'Occitane, está en vuestras manos si queréis u os apetece hacer uso de ellas ya que suelen ser efectivas. Pero si no queréis gastaros tanto dinero os traigo una solución igual de efectiva, sino más, casera y barata. Es muy sencilla y con ingredientes fáciles de encontrar, la única dificultad es buscar los aromas que más os relajen porque la aromaterápia puede ser muy subjetiva. Suele ser más habitual hacerla con lavanda, aunque ahora os daré la receta que yo utilizo y no tiene nada que ver:



Ingredientes:
  • 1/2l de agua destilada
  • 1/2 vaina de vainilla
  • La piel de media naranja
  • 5 gotas de aceites esenciales de vainilla y azahar
Preparación: Poner el agua en un cazo y añadir la media vaina y la piel de la naranja, llevar a ebullición y dejar hervir durante 2 min. Dejar enfriar y colar. Una vez frío y colado añadimos los aceites esenciales (5 gotas de cada uno), en este caso hemos elegido nuevamente la vainilla además del azahar, siguiendo con la tónica de mezclar olor dulce con cítrico/floral, este paso es para potenciar el olor de la infusión aunque podéis usar otros aceites que tengáis por casa y combinen bien. Agitamos y vertemos en botellas con pulverizador. Tendréis que conservarla en nevera y tiene una duración de un mes, seguramente pueda aguantar más pero yo la desecharía, además de que preparar de nuevo es muy fácil y barato.
La vaina de vainilla la podéis reutilizar perfectamente para otras preparaciones si la secáis bien y la guardáis en un lugar seco.

Si queréis hacer un bruma de lavanda clásica tan solo deberéis substituir la vainilla y naranja por un puñado de flores de lavanda e infusionarlas, tapar el recipiente en el que hemos vertido el agua con la lavanda y dejar enfriar. Podéis usar aceite esencial de lavanda y yo os aconsejaría añadir aunque sea en muy poquita cantidad algún cítrico que contrarrestara el amargor de la lavanda. Pero eso ya va a gusto de cada una.


Y tenéis infinidad de opciones con infusiones de: Eucalipto, Cedro (muy recomendable) Rosa, Canela, Romero... tanto para usar de brumas relajantes como para ambientadores de casa muy efectivos y carentes de los químicos perjudiciales que tienen prácticamente todos los que se venden en tiendas. Pero en otra entrada hablaremos de ello.

Y ya terminamos, ¡así de fácil!. Si la hacéis os ayudará a conciliar el sueño y a que éste sea más reparador. Probadlo que no cuesta apenas nada, y nos contáis. Espero que os haya sido útil y en poco, muy poco tiempo, nos volvemos a "ver" :)

2 comentarios:

  1. pero que buena idea! nos parece genial. Te invitamos a que visites nuestro blog que es sobre reseñas. Podes visitarlo y dejar comentario donde gustes.
    Un saludo desde Argentina y te estamos siguiendo!
    http://hoyrecomendado.blospot.com.ar

    ResponderEliminar
  2. reformulo el blog que me confundi!
    http://hoyrecomendado.blogspot.com.ar
    te esperamos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...