¿Copa Menstrual? I

Quería escribir esta entrada desde que abrí el blog, en realidad desde antes, pero estaba la pequeña pega de que no tenía blog (¡cachis!)
Cuando conocí este artilugio hace ya años me chocó muchísimo, porque casi todas tenemos ideas preconcebidas sobre nuestra menstruación en gran parte debido a la educación que nos han dado: que si es asquerosa, olemos mal, no podemos ir a nadar, nos ponemos "enfermas"... en fin, que os voy a contar que no hayáis oído ya. Así que este producto me pareció de lo más curioso porque nos mantenía muy en contacto con este tema tan absurdamente tabú como es nuestra regla. ¿Una copa que recoge nuestra sangre? ¿y que no es de un solo uso, sino que tenemos que lavar nosotras? si, lo reconozco justo la primera impresión fue de desconcierto. Pero escribiré otra entrada sobre mi opinión basada en mi experiencia personal así que este post va a ser meramente descriptivo tanto de la copa como de su fiabilidad y de la mayoría de opiniones de las mujeres que la han probado, por lo que si queréis conocer la verdad del asunto, seguid leyendo ;)


De entrada voy a explicaros en síntesis qué es una copa menstrual. Como su propio nombre indica se trata de un artilugio con forma de copa y generalmente fabricado en silicona médica que se introduce doblándose en la vagina para "recoger" nuestro flujo menstrual.
Una vez necesitemos cambiárnosla tan solo deberemos apretar su base, moverla para romper el vacío y tirar de ella suavemente.
Su higiene es muy simple, entre regla y regla hay que esterilizarla en agua hirviendo, y cuando nos la cambiemos durante la menstruación podemos lavarla con un jabón neutro y suave o bien enjuagarla con agua. En el caso que nos pille fuera de casa y sin posibilidad de enjuagar bastará con vaciarla y colocarla de nuevo, aunque es muy práctico llevar una pequeña botella de agua en el bolso.

Y las que no conozcáis mucho el producto diréis... ¿no es incómodo tener que andar limpiándola? para mi la respuesta es claramente NO, se tarda casi lo mismo en quitarla y lavarla que en cambiarnos un tampón, puede que alguna os preguntéis que entonces porqué no seguir usando tampones... ay muchachas, ahí viene el quid del asunto:

Para empezar por múltiples cuestiones de salud, como el
riesgo de padecer el Síndrome del Shock Tóxico (siglas en inglés: TSS)  una grave dolencia en la que no me voy a extender, pero solo decir que puede causar una seria infección que ha ocasionado las muertes suficientes como para obligar a los fabricantes de tampones a colocar una advertencia en sus envases. Si desconocíais esto por completo y tenéis una caja de tampones en casa os recomiendo que vayáis a comprobarlo.
Una de las razones de esto es la alta absorbencia de los tampones, que además también nos puede provocar sequedad vaginal y la proliferación de bacterias y hongos como la molesta y tan común candidiasis.
Por otra parte no menos importantes son los químicos utilizados a la hora de tratar tanto tampones como compresas (no, las compresas tampoco se libran de la quema), algunos de los aditivos o ingredientes de su composición son: la lejía, cloro, perfumes... y algunos de éstos componentes puede generar dioxinas, un compuesto altamente cancerígeno, que aunque se encuentre en pequeñas cantidades éste se acumula en nuestro organismo, y estamos hablando de un producto que nos introducimos en el cuerpo mensualmente unas cuantas veces y a lo largo de años...




Si estos datos referentes a nuestra salud no son suficientes para , al menos, mantenernos en alerta sobre su uso, también podemos apelar al impacto ecológico que deriva la utilización de compresas y tampones ya que algunos de esos ingredientes tan majos que contienen, además de nocivos son altamente contaminantes y al fin y al cabo, eso no solo influye en la salud de nuestro planeta sino en la nuestra propia.

Así que con todo esto que os he contado os imaginaréis que no estoy muy orgullosa de haberlos usado y seguir haciéndolo ocasionalmente, ya que no creo que sea un invento hecho precisamente POR y PARA mujeres y que mueve un negocio detrás en el que me gustaría participar lo menos posible. 

Alrededor del mundo cada día más y más mujeres descubren la copa menstrual y en algunos casos les ha llegado a cambiar la vida. Es muy cómodo de llevar, de hecho ni se nota, no tiene los riesgos mencionados más arriba y además, algo muy importante para mi, hace que rompamos con los prejuicios que nos han inculcado.

Nuestra menstruación no nos debería dar asco porque no es una excreción, la menstruación se compone principalmente de sangre, y en mucha menor proporción de mucosa, elementos que en si mismos NO HUELEN, y nos daremos cuenta de ello si empezamos a usar la copa, porque de hecho el mal olor característico se produce al contacto de nuestros fluidos con los químicos que contienen como no, compresas y tampones.
De verdad haced la prueba, porque aunque al principio pueda parecer una tontería es una de las cosas que más chocan. Y es que nos han hecho creer que el cuerpo femenino huele mal por naturaleza y que es más sucio de lo normal, cuando no es así. Por lo que chicas: no os lo creáis y animaros a probar otras alternativas, además de la copa están las compresas de tela lavables y otra que me parece mucho más práctica: las ecológicas, que todavía no he probado pero lo haré en breve y os escribiré una entrada dentro de muy poquito.


------------------------------------------------------------------------

Como he dicho al principio en los próximos días escribiré otro post sobre mi experiencia personal con la copa ya que antes de contárosla quería explicaros lo que ha supuesto este invento para tantísimas mujeres y sus beneficios reales. Solo os adelanto que os haré una review de Meluna, una de las marcas que más variedad tienen de tamaños y formas (sino la que más). Por cierto os recomiendo que entréis en su web si tenéis cualquier duda ya que es muy completa y hay un apartado de FAQs que os responderá a muchas de las preguntas que podáis tener.

Y con esta pequeña explicación espero haberos introducido al mundo de las copas menstruales y demás alternativas, y espero al menos haberos generado alguna duda y curiosidad, que siempre es bienvenida.

¿Alguna de vosotras ha probado la copa? ¿Qué os ha parecido? y si es que no... ¿qué dudas/inquietudes os genera?
Bueno nos despedimos por hoy, pero como siempre volveremos muy prontito con más trucos, descubrimientos y segundas partes... que incluso pueden ser buenas ;)



Follow my blog with Bloglovin

9 comentarios:

  1. hola guapa feliz año nuevo muy interesante tu post, estare atenta cuando publiques tu experiencia. Para a ver si me decido o no a aprobarlo. un saludo

    ResponderEliminar
  2. Genial esta entrada! me encanta poder informarme sobre mi cuerpo, como funciona y como las empresas buscan sacar provecho de nosotros, prometiéndonos 'confort' y haciéndonos un mal en realidad. Super interesante

    ResponderEliminar
  3. interesante. me gusto leer esta informacion. ya esta en la venta?

    ResponderEliminar
  4. interesante. me gusto leer esta informacion. ya esta en la venta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que os haya interesado chicas, porque creo que es una información que todas deberíamos tener y aún hay muchas mujeres que la desconocen por completo, en unos pocos días escribiré la segunda parte y os informo de más.

      ines, ya está a la venta de diferentes marcas, como pueden ser Mooncup, Naturcup, Ladycup... aunque a día de hoy la que mejor me ha ido a mi personalmente es la Meluna, te dejo aquí un enlace a su página web aunque como digo en la entrada haré una revisión dentro de muy poco:

      http://www.copameluna.com/es/index

      Saludos ;)

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy toda la razón. Muchas gracias.
      Un saludo guapa!

      Eliminar
  7. Muy bueno este post, a mí me pasaba lo mismo, quería hacer posts sobre estas cosas ya antes de tener blog :)))) Y es que estoy de acuerdo contigo en tu filosofía, y me dan ganas de convencer a todo el mundo jajajaja. Yo ya estoy preparando otra entrada de estas, si es que no puedo conmigo misma :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...