3er trimestre de embarazo

Esta entrada llega más de un mes tarde a su cita pero creo que una vez pasado todo es cuando se pueden contar las cosas con perspectiva.

Seguramente el tercer trimestre es el más pesado y el que nos pone más a prueba. Os cuento brevemente como lo viví yo:



Esta etapa ha venido condicionada por la época del año en que la he pasado. Un verano caluroso con anemia y unos 14kg de más no son fáciles, los principales inconvenientes con los que lidié fueron:


  • Acidez estomacal (al tener el estómago cada vez más arriba el reflujo es muy fuerte y molesto)
  • Hinchazón y retención de líquidos
  • Cansancio
  • Mucha pesadez, ya no solo al aumento de peso sino donde está localizado.
  • Nerviosismo y dudas de cara al parto.
  • Insomnio debido al malestar
Mis consejos para sobrellevar las molestias:

  1.  Comer muy poco y a menudo
  2. Tomar melatonina al menos en las últimas semanas, y aunque sea de manera temporal. Necesitaréis ese descanso.
  3.  Informaros con profesionales que os tranquilicen y, sobretodo, SOLO ESCUCHÉIS UNA VERSIÓN. Si empezáis a consultarlo con varios o con todo vuestro entorno os harán un lío tremendo, y en estos momento nos comemos más la cabeza que de costumbre.
  4.  Masajes ascendentes con productos para piernas cansadas y drenaje linfático.
  5.  Trabaja y muévete a tu ritmo, descansa cada poco.



Pero como no todo es malo algunas de las ventajas que le puedo encontrar (aunque me cueste verlas) son:
  • Dejas de tener un hambre tan voraz. Al menos en mi caso.
  • Empiezas a asumir que si no puedes hacer ciertas cosas es porque hay un motivo "de peso" ;)
  • Empiezas a notar las primeras señales de parto, o pródromos, lo cual indica que todo está cerca.
  • Y puedes valorar el embarazo en su conjunto, lo cual puede ayudarte.

Lo que más recordaré de esta fase son la manera en que me tenía que mover a las noches cada vez que me despertaba, nunca me había sentido tan "incapacitada". El ardor de estómago que me atacaba casi siempre después de comer, y la incertidumbre del parto y del no saber como irían las cosas o si soportaría el dolor.


Pero lo mejor que puedo sacar de ello es que todo es temporal, lo bueno pero por suerte también lo malo que no se nos olvide. Y también una frase que resume mucho: "el sufrimiento es temporal la gloria es eterna".


Si estáis embarazadas recordad que muy pronto tendréis vuestra mejor recompensa.

En próximos posts os cuento mi experiencia de parto. ¡Nos leemos muy pronto!

1 comentario:

  1. ¡Gracias por compartir tu experiencia con nosotras! Yo nunca he estado embarazada, pero siempre recordaré el último mes que pasó mi madre cuando estuvo embarazada de mi hermano pequeño, en pleno agosto, la pobre lo pasó fatal. Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...